sábado, mayo 8

No te despiertes

Volvemos de tres días en los que más de un centenar de personas se han comportado de una extraña manera. Cambiaron sus casas, camas, canas, tiempos, ocios y amigxs por amontonarse, juntarse, hablar, actuar, activarse y reaccionar. Arañaron sus burbujas, se acercaron hasta que consiguieron el objetivo: InterActuar.

La cosa empezó con un goteo de sonrisas bostezos, cigarros. La montaña de bolsos convivía con las cajas de pinturas, el portátil, el proyector, el equipo de música. El encuentro con el dulce hogar en tres pisos. Literas de duchas compartidas y una pregunta que rebotaba en cada encuentro ¿tú de donde eres?.

Primero presentarse. Las acciones empezaron a dibujar identidades. Caretas, marionetas, mantas, rap y un grito común: "No al PowerPoint". La revolución de la paella. Pa ella y pa ello. El francés que hablaba castellano, el argentino sin acento. La creatividad es un mono titi. El pregonero. El pesado de "vamos a dejarlo todo limpio". Batucada de botella coca-cola. Por fin me gusta la coca-cola. Conversaciones a las cinco de la mañana que se agarraban al tiempo. Risas. Unas jornadas sin botiquin, sin alergias. No hace falta el ventolín. Te ponen nombre y es un gesto. Terapia sociocultural.

Extraño centenar que deciden terminar manta-mantra evaluando lo que hemos sentido y vaciando los datos en un sombrero de mago. Los resultados de la evaluación van llegando poco a poco. Según nos desperezamos en el face o aquí mismo. El tuenti tiene que empezar a estar petado de imagenes y comentarios, los correos se llenan según se vacían las legañas. La pregunta ¿qué pasa con esa fiesta en el El Hebe?, ¿qué pasa con esa cenita?. Espacios que, al final, no es tan difícil de crear y a los que nos aferramos por muy distintos que seamos..... si. Esto de la animación sociocultural tiene sentido en nuestro postmoderno mundo del photoshop de pensamiento.... Pónle el nombre que quieras, pero InterActúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario